Mi papá era buzo rescatista de la Cruz Roja y por eso me metió a aprender a nadar.